Fiona, que se convirtió en el primer gran huracán de la temporada 2022 en el Atlántico, amenaza con incrementar su potencia.