La explosión se produjo por la acumulación de gas metano al interior de la mina ilegal de carbón El Eucalipto.