El programa Todos con Voz logró detectar que antes del 2007, el 50% de la personas con discapacidad no accedían a la educación pública.