Al igual que en el mercado Israel, en casi todos los centros de compra del país, el Ministerio de Salud ha instalado puestos médicos.