«Es el país de Europa donde más han aumentado los fallecimientos atribuibles a este fenómeno en las dos últimas décadas».