La movilización de voluntarios comenzó a finales de noviembre, pese que hubo un retraso de nueve meses por la pandemia de COVID-19.