Estos viveros tienen la finalidad de proveer una mejor probabilidad de supervivencia a los tortuguillos, que son liberados a su hábitat natural.