El objetivo de la legislación es prohibir la venta de cigarrillos a las futuras generaciones y eliminar gradualmente el consumo en el país.