También las familias elevaron sus plegarias a la concepción de María, para que siga bendiciendo Nicaragua con paz.