Ferran firmará por el Barcelona un contrato de cinco temporadas. El club catalán pagará 55 millones de euros por su traspaso.