Al menos 13 personas tuvieron que abandonar sus viviendas para refugiarse en los albergues facilitados por el Ayuntamiento.