Se hacía necesario que el Estado diera un paso más para resaltar el aporte de las madres nicaragüenses a la familia y la comunidad.