Esto dinamiza la economía de los vendedores y la de sus familias, quienes aprovechan los eventos deportivos para ofrecer sus productos.