El incidente se produjo un día después de que la familia Kardashian-Jenner celebrara el cumpleaños número 38 de Khloe Kardashian.