Más familias nicaragüenses están recibiendo títulos de propiedad por parte de la Procuraduría General de la República (PGR).