Hasta el momento solo el Real Madrid y el Barcelona mantiene de manera absoluta la apuesta por el proyecto de la Superliga.