Luego del acto central, Murillo destacó la paz y la alegría que se vive en el país, como un derecho de todos los nicaragüenses.