En las instalaciones del hospital Bertha Calderón, doctores y enfermeras consintieron a las mujeres ingresadas en este centro.