El epicentro se ubicó a 2.500 kilómetros de la provincia argentina de Tierra del Fuego y a 10 kilómetros de profundidad.