El nuevo proyecto de agua potable, que contribuirá a mejorar la vida de los habitantes, tuvo una inversión de más de 22 millones de córdobas.