Desde septiembre las lluvias habrían dejado más 1.500 familias damnificadas, dos fallecidos, daños a viviendas y afectaciones.