Esta tarea es implementada por el Gobierno de Nicaragua, y consiste en que las familias de escasos recursos vivan con techos de calidad.