Los rescatistas buscan entre los escombros, mientras los bomberos enfrían el camión de gas licuado para evitar otra explosión.