Los precios del gas en Europa superaron este martes los 2.600 dólares por 1.000 metros cúbicos tras experimentar una subida del 13 %.