Según investigaciones médicas, en el mundo el 10% de los casos de mortalidad materna están asociados al espectro de acretismo placentario.