Los trabajadores de la salud se plantearon visitar unas 900 viviendas para aplicar las vacunas, y a la vez llevando el mensaje de la importancia de cumplir con la vacunación.