El juez federal, Emmet Sullivan, ordenó al Gobierno de Donald Trump, que detenga la deportación de niños que cruzan solos la frontera con México.