El divorcio de Johnny Depp y las acusaciones de violencia doméstica que ha cruzado con su ex Amber Heard le han pasado factura a su carrera.