Pese a este mal estado de salud, don Andrés reveló que se siente alejado de sus descendientes. Peor, la relación con sus hijos no funciona.