Según una empleada, la gaviota suele ir por la tienda unas tres veces al día y estiman que en un año ha robado unos 17 kilos de pasabocas.