La declaración toma en cuenta que más del 40 por ciento de los 4.907 casos confirmados de viruela símica en EE.UU.