No había hasta el momento reportes sobre daños o víctimas provocados cuyo epicentro estuvo ubicado a 1.253 kilómetros al sudoeste de Pekín.