Pep Guardiola habló con la cadena ESPN y aseguró que el fútbol es un negocio y no importa si los jugadores llegan a ser sus amigos.