Las fuertes lluvias y las riadas también han afectado a algunas terminales del puerto marítimo de Klang, el más importante del país.