Mikel Oyarzabal ilusionó a España con un gol en el minuto 64, pero Francia consiguió la igualada dos minutos después gracias a Karim Benzema.