Con una copiosa y carísima cena celebra por todo lo alto su relativo triunfo en el juicio de difamación que le enfrentaba a su antigua esposa, Amber Heard.