Nuevamente el Gobierno ha decidido asumir de los recursos del Estado el incremento del precio de estos combustibles en un 100%.