La cirugía de vesícula es la principal intervención electiva en todo el mundo y en Nicaragua representa el 50% de los casos electivos.