Luego del inicio del novenario a la Purísima Concepción de María, los vendedores de pólvora registran un incremento en la comercialización de juegos pirotécnicos.