Una variedad de frutas, hortalizas y verduras frescas a precios cómodos ofrecieron pequeños productores de la comunidad de San Isidro.