Ministerio de la Agricultura de Francia confirmó que fueron sacrificadas 332 mil aves desde el 1 de agosto ante un brote de la gripe aviar.