Por lo anterior, las autoridades anuncian mano dura contra los infractores de la ley de tránsito, fundamentalmente los conductores ebrios.