La monarca alejada de sus caballos y recientemente se la vio montando de nuevo por los terrenos del castillo de Windsor.