Esto en caso de que el servicio de mensajería no cumpla la ley local que obliga a las redes sociales a eliminar contenido ilegal.