A nombre del pueblo de Nicaragua, lo dio a conocer la vicepresidenta Rosario Murillo durante su alocución acostumbrada de mediodía.