Como resultado de los planes de seguridad ejecutados en Nicaragua, la semana pasada agentes del orden arrestaron a 87 acusados.