El padre del estudiante declaró que después de la pelea su hijo estaba magullado, cojeaba y tuvo que ser llevado a urgencias.