El delantero belga había encontrado una pradera a la espalda de Lucas Vázquez y Rudiger y ha anotado el primer gol del encuentro.