El desafío principal es lograr que cada una de las almas mater, puedan estar de acorde a los estándares para obtener la acreditación.