Los últimos días no han sido nada fáciles para Justin Bieber. Según fuentes cercanas a la pareja, el cantante estaba muy afectado por lo ocurrido y no se separó de su mujer ni un solo instante tanto en el hospital como en su regreso a casa. “Justin escribió a todo el mundo para pedirles que rezaran por ella”, asegura una persona de su entorno más cercano. Y es que Justin Bieber y Hailey son un matrimonio muy unido donde ambos se han convertido en el gran apoyo del otro.

Hace unos días, Hailey Bieber sorprendía a todos en las redes sociales al compartir un relato de lo más desgarrador donde contaba a sus seguidores de que había tenido que ser ingresada a causa de un ictus el pasado 10 de marzo. “Estaba sentada desayunando con mi marido cuando comencé a tener síntomas similares a los de un derrame cerebral y me llevaron al hospital. Descubrieron que había sufrido un coágulo de sangre pequeño en mi cerebro, lo que provocó una breve falta de oxígeno.

Estoy muy agradecida con todos los increíbles médicos y enfermeras que me cuidaron”, dijo. Un percance de salud que asustó a muchos por lo que su marido, Justin Bieber, ha querido actualizar el estado de la modelo y cómo se encuentra después de varios días de reposo en su casa.

La mayoría de vosotros habéis visto las noticias sobre mi mujer, pero está bien, es fuerte”, ha comenzado diciendo el cantante durante su último concierto en Denver. “Ha sido aterrador, sabéis, realmente me dio miedo”, añade delante de su público que escuchaba atentamente sus palabras.

Sé que Dios la tiene en sus manos, en su palma”, ha continuado diciendo. Y es que Hailey Bieber evoluciona favorablemente para tranquilidad de todos los fans de la pareja. Muestra de ello es que su marido ha retomado todos sus compromisos profesionales y continúa con su gira ‘Justice’.

Fuente: TikiTakas